El Grito de Cobquecura – Revista Capital


Publicado el 23 de diciembre de 2015.- Preocupados están los habitantes de la localidad de la Octava Región. ¿La razón? Una decena de proyectos acuícolas para cultivar salmones, cojinovas, choritos y algas a mar abierto. Mientras Cultivos Pelícano, ligado a la familia Stengel, asegura estar abierto al diálogo y actuando de acuerdo con las normas, el movimiento “Todos somos Cobquecura” dice que su batalla busca salvar un santuario único de lobos marinos.

Ver reportaje completo aquí